Los rasgos de una tejedora. ¿Qué tipo de tejedora eres?

En ese mini-universo que vives entre lanas, bastidores, palillos, agujas y demases, existe una energía impregnada en aquello que tocas con tanto sentir, todos esos objetos que usas a diario de alguna u otra forma son parte de tí.

Cuántas de nosotras tejemos a veces casi de manera inconsciente sobre nuestra vida, plasmando a través de colores, puntos y nudos nuestras ilusiones, penas, felicidades y soluciones. Tanto unas como otras nos diferenciamos en un sin fin de detalles y aunque puedas construir un tejido que esté a la moda, nunca será igual a otro porque cada tejedora posee un núcleo distinto.

A partir de esos núcleos particulares y observando las tendencias y gustos de mujeres que he ido conociendo con el tiempo en este mundo de la tejeduría,  me he dado cuenta que existen algunos cuantos tipos de tejedoras, estos pueden ser una mezcla o puros en su definición, sólo tendrás que leer cada uno para pensar: ¿qué tipo de tejedora soy?

1.- La soñadora: Para tí tejer es una ilusión.

Miras tutoriales por youtube, buscas información y fotografías por internet de distintas creaciones y estilos, con cada cosa que ves te encantas y hasta te da placer ver el resultado de ese tutorial que tanto amas, has comprado lanas pero aun no las usas y piensas comenzar cuando sea de noche. Tu karma es que no tienes tiempo!! y estás tan cansada que sólo terminas viendo aquello que tanto te gusta.Te imaginas haciendo telares pero es una fotografía mental.

Anímate, estás a punto de empezar!!

2.- La Zen: Para tí tejer es el nuevo yoga.

Te desconectas y disfrutas el momento con tus lanas y el diseño. Mientras avanzas eres cuál diosa hindú caminando por los aires. Te conectas con los colores y texturas, generalmente usas música instrumental o natural. Prefieres las mañanas para trabajar en tus proyectos y cantas cuando sabes que se acerca el momento de estar allí, en ese espacio tan tuyo.

3.- La minuciosa:  Para tí el tejer es plasmar ese “no se qué”.

Antes de comenzar piensas muy bien qué proyecto crearás, tienes una croquera donde tomas notas y haces esbozos de tus diseños, Si te equivocas desarmas y vuelves a armar sin pelos en las manos y puedes cambiar de color las veces que sea necesario hasta que quede ese trabajo perfecto a tus ojos. Te encanta incorporar detalles, a veces sofisticados otros simples y te gusta que la gente lo note, ese es tu gran premio.

4.- La curiosa: Para tí tejer es aprenderlo todo!!

Aún no terminas un proyecto y ya tienes  otro en mente. Cuando aprendes una técnica ya quieres practicar otra y cuando ves algo nuevo no puedes evitar preguntarte cómo lo hizo?!. Para tí toda fibra, marco u objeto puede ser material de decoración o acople para tu diseño. No dejas de practicar!

5.- La perfeccionista: Para tí tejer es un desafío.

No existe diseño, proyecto o técnica que no puedas hacer. Con vitalidad y muy mentalizada sabes que todo lo puedes lograr. Trabajas con diversidad de lanas y de buena calidad. No te importa gastar esas “luquitas”(dinero) extras, ya que estas convencida de que es para una buena causa. El resultado para tí es lo máximo.

6.- La insegura: Para tí tejer es una delgada línea roja.

De alguna u otra forma sientes que el equivocarte puede ser la peor tragedia y prefieres seguir con lo conocido sin salir de tu zona de confort. Generalmente sientes dudas si será bueno tu proyecto y terminas ocupando los mismos colores de esas lanas que tanto te gustan. Al comprar lanas no te decides nunca y le preguntas a la vendedora cuáles son las que más llevan.

No te preocupes, son etapas, ya llegará tu momento.

7.- La sacerdotisa: Para tí tejer es la extensión de tu cuerpo.

Manejas técnicas y estilos de manera exitosa, tienes una muy buena percepción de la estética sin  haber estudiado diseño o interiores y juegas con creaciones, innovando casi de manera intuitiva. Posees muchos seguidores y tu interacción social es versátil. Causas admiración pero eres muy humilde en reconocer tu habilidad.

Como ves, estos son algunos de los tantos tipos de tejedoras que pueden existir, todas diferentes, todas únicas e irrepetibles. En cada una de nosotras existe un tipo de tejedora, hay alguna que te identifique?

Y recuerda: tus manos también hablan de tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba